Nadando con Gigantes: Tiburón Ballena en Méjico.

15

El tiburón ballena (Rhincodon typus) es el pez más grande que habita nuestros océanos. Llega a alcanzar los 14 metros de longitud, un peso de 20 toneladas y una longevidad de hasta 70 años. Al contrario que la mayoría de los tiburones de su mismo orden (Orectolobiformes), que son bentónicos (viven en o cerca del fondo) el tiburón ballena es una especie pelágica (vive en mar abierto) y puede llegar a sumergirse hasta los 700 metros.

18

Estos tiburones prefieren aguas cálidas, con temperaturas en torno a 21ºC a 30 ºC. El tiburón ballena necesita aguas cargadas de plancton, su alimento principal. Aunque es pelágico se encuentra habitualmente cerca de la costa, alrededor de lagunas o atolones de coral donde captura su alimento.

17

El tiburón ballena tiene una particular característica que lo diferencia de otros tiburones: su piel con lunares y líneas. Cada uno de estos peces tiene su patrón de manchas único por lo que pueden identificarse unos de otros. Esta piel llega a medir hasta 10 cm de grosor. Normalmente tienen una longitud de 7 m, aunque se han observado tiburones de más de 12 m y 21.5 toneladas.

Detrás de sus ojos están situados sus espiráculos, característica que le da el nombre de ballena sin serlo totalmente. Su gran mandíbula mide hasta 1.5 m de largo y está conformada por pequeños dientes. La cola mide 2.5 metros y cuando son adultos esta adquiere forma de media luna. No son excelentes nadadores, pues al nadar con todo el cuerpo, apenas alcanzan la velocidad de 5 km/h.

Whaleshark

Los tiburones ballena pueblan todos los mares tropicales y realizan una migración cada primavera a la plataforma continental de la costa centro-oeste de Australia, donde se alimentan del desove de los corales del arrecife de Ningaloo. Se cree que los tiburones ballena no tienen patrones fijos de migración y dependiendo de la abundancia de comida se pueden encontrar en zonas costeras del sur y el este de África del Sur, Utila en Honduras, Belice, Australia Occidental, Filipinas, en Mar de Cortés y frente a Isla Mujeres en México, Indonesia, Maldivas, Madagascar, en arrecifes de Mozambique, en Tanzania, Zanzíbar y en el Mar Rojo. Durante sus migraciones en busca de alimento se han llegado a ver hasta 100 ejemplares juntos de este majestuoso tiburón.

La pesca comercial de este tiburón carece prácticamente de interés. En Hong Kong se capturan alrededor de 100 ejemplares al año para uso de su carne y sus aletas para sopa. Su carácter dócil y tranquilo hace se haya creado una industria de turismo más interesante que la de la venta de su carne. Son miles los buceadores que cada año visitan zonas de Tailandia, Maldivas, Australia y Filipinas para bucear con el tiburón ballena. Esta industria está suponiendo fuertes ingresos para las comunidades locales, hoteles, restaurantes y centros de buceo.

El tamaño de este pez hace que no tenga predadores naturales, aunque sí se han documentado ataques de tiburones azules y makos a cría de tiburón ballena, que tienen un tamaño de hasta 60 centímetros en el momento del nacimiento. Este pez se ha observado solo y también en grupos formados por 100 o más ejemplares. Pueden convivir con otras agrupaciones de peces y mantarrayas.

Sólo tres especies de tiburón se alimentan por medio de la filtración, y el tiburón ballena es una de ellas. Cuando abren sus fauces para alimentarse, gran cantidad de agua también es absorbida, por lo que es expulsada a través de un filtro ubicado en las branquias almacenando el alimento importante. Si algo llegara a quedar atrapado en sus branquias, este pez recurre a una especie de “tos” para eliminar la obstrucción. Se alimentan de plancton, medusas, anchoas, larvas de peces, corales, fitoplancton, algas, krills, larvas de cangrejo, calamares, sardinas, caballas y atún.

La madurez sexual en los machos es alcanzada a los 30 años de edad cuando miden alrededor de nueve metros de longitud, en cambio el de las hembras aún no ha podido determinarse. Son ovovivíparos. Las crías se desarrollan en huevos dentro de la madre para después dar a luz a crías desarrolladas. Al nacer miden entre 40 y 60 cm de largo.

Es una especie vulnerable por lo que su pesca, venta y distribución comercial está severamente penada. En Taiwán, por ejemplo, cada año eran asesinadas estas especies para fines gastronómicos, pues afirmaban que la textura y sabor de su carne era único y exquisito.

14

El tiburón ballena tiene una longevidad de 100 años de edad. A pesar de ser un tiburón, su relación con el hombre es como el de una ballena, pues no representa peligro alguno.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s