Garras y Ojos de rapaz.

Las rapaces son una de las aves que más fascinación y admiración han despertado en el hombre. Hace siglos que simbioticamente se unieron juntas  en el arte de la cetrería y caza.
Águila Calzada (Hieraaetus pennatus), en la inmediaciones del Canal Imperial de Aragón a su paso por Zaragoza.

 Hoy en día con el continuo cambio de los hábitats y ambientes sus poblaciones se ven amenazadas, bien por la existencia de tendidos eléctricos, retroceso de su base alimentaria, caza, etc.
En mis breves salidas por la inmediaciones de Zaragoza, he tenido la fortuna en algunas ocasiones de poder disfrutar “de cerca” de estas aves. Tengo que reconocer que han sido breves encuentros, que me hubiera gustado que fueran más poco mas prolongados, pero ahí esta la magia, en lo efímero del momento. Momento, que afortunadamente me obsequió con algo más que un fantástico recuerdo, el tiempo suficiente para hacer “clic” con mi cámara.
Comparto con vosotr@s algunas de las fotografías que recogen estos momentos de “emoción”, ya que me han hecho poder disfrutar con cierta cercanía de estas aves. Algunas de ellas tienen especial valor para mi, puesto que corresponden a mi primer avistamiento de la especie, como en el caso del Cernícalo Patirrojo (Falco Vespertinus), esta vistosa y pequeña ave se reproduce en Europa Oriental desde donde algunos escasos  ejemplares alcanzan todos los años la península Iberica, especialmente las regiones del Noreste y Baleares. mezcla de emoción y fortuna, ya que no es sencillo ni frecuente disponer de estas oportunidades sin contar con un “hide” ni hacer cebados.
Cernícalo Patirrojo (Falco vespertinus) en el Soto de la Cartuja. Zaragoza
Hembra de Cernícalo Común (Falco Tinnunculus), en Zaragoza

 

Detalle de hembra de Cernícalo Común (Falco Tinnunculus).

Es un espectáculo poder ver los Milanos en sus vuelos ágiles y acrobáticos, con giros imposibles. me gusta verlos al atardecer-anochecer, cuando buscan posaderos para pasar la noche en grupo, en ocasiones he llegado a contar mas de 7 ejemplares en un mismo árbol seco.

Milano Negro (Milvus migrans) en un posadero en  el Soto del Ebro de la Cartuja. Zaragoza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s