Petirrojo europeo: curioso y confiado

Este fin de semana, en una salida por un soto junto al Río Gállego en el valle de Tena, me oculté en las proximidades de una zona abierta de árboles, y acudió con curiosidad y gran confianza a unos pocos metros de mi cámara este ejemplar de Petirrojo Europeo (Erithacus rubecula).

Por precaución decidí no moverme  y así no asustarle. Se dedico a perseguir alrededor mío a unos insectos que capturaba con suma facilidad. Él sabia perfectamente que yo estaba ahí, y que no era un peligro para él, en una de esas miradas que nos cruzamos, aproveche para tomarle unas fotografías. Después de unos instantes, levantó el vuelo, y con un sonoro e insistente “tic, tic, tic,…” siguió con sus tareas pendientes,….

Petirrojo europeo: curioso y confiado

Si hay un pájaro conocido por todos los fotógrafos de zonas rurales, ese es el Petirrojo (Erithacus rubecula). Un pequeño pájaro muy confiado y agradecido, que con paciencia puede llegar incluso a comer en nuestra mano. Desgraciadamente, esa confianza con el ser humano resulta dramática para muchos de ellos. Vamos a conocer un poco más a esta bonita especie.

 El Petirrojo, conocido también como “Papirroy” en algunos lugares de Aragón, es un ave muy conocida y con una coloración característica; el pecho y la frente son de color rojo, las partes inferiores claras y el dorso pardo grisáceo. Es de pequeño tamaño, tan solo 14 centímetros de longitud y un peso de unos 20 gramos. Los juveniles son más difíciles de identificar y poseen el pecho pardo moteado.

Es una especie abundante, con una distribución que abarca casi toda Europa y Norte de África. En Aragón es una especie sedentaria a la que se unen ejemplares invernantes del norte de Europa. Falta como nidificante prácticamente en toda la depresión del Ebro, siendo frecuente en todo Aragón tanto en paso como invernante. Durante la nidificación es una especie típicamente forestal, en lugares con presencia de abundante sotobosque. Durante el invierno ocupa cualquier lugar con presencia de arbolado, tanto espeso como claro, matorral, jardines, huerta, etc., introduciéndose en todo tipo de parques y jardines del interior de todas las poblaciones, incluso en la ciudad de Zaragoza.

Petirrojo europeo: curioso y confiado

Se alimenta de insectos, arañas, lombrices, caracoles, frutos y bayas. Es un ave muy confiada y es habitual que frecuente huertos y jardines, posándose junto a los hortelanos, jardineros y agricultores mientras realizan sus labores, buscando lombrices y otros invertebrados que queden al descubierto.

El nido es construido solamente por la hembra, ocultándolo entre la hierba alta o en agujeros de todo tipo, donde realizará hasta dos puestas por temporada en las que pondrá normalmente 5 ó 6 huevos que incuba 13 ó 14 días. Tras este período nacen unos pollos desnudos y ciegos que abandonarán el nido 15 días más tarde.

Es una especie que se ha visto favorecida por el abandono del medio rural, donde ha proliferado el matorral y los bosques se ha hecho más densos y cerrados. Los ejemplares anillados que se han recuperado en Aragón muestran una invernada procedente de países del norte y centro de Europa. Por número de recuperaciones destacan Suecia, Dinamarca, Polonia, Suiza, Francia, Rusia, Holanda, etc. Un ejemplar capturado en Monzón había sido anillado tres años antes en Dinamarca, a 1.755 kilómetros. Algunos de los ejemplares anillados en Aragón han sido recuperados en el norte de África. Mediante el anillamiento se ha comprobado que cada invierno vuelven a los mismos lugares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s