El cuento del Alcaraván y el Zorro

El cuento del Alcaraván y el Zorro

Un alcaraván apresado entre las fauces de un zorro le hizo creer que si repetía su reclamo: alcaraván comí, alcaraván comí, sus hermanos acudirían y podría cazarlos a ellos también, por lo que el zorro, engañado, accede y, al abrir las mandíbulas, el ave aprovechó para salir corriendo al tiempo que se burlaba diciéndole: alcaraván comí, alcaraván comí… a otro tonto pero no a mí !!!!.

Así aprendemos de nombres vernáculos onomatopéyicos gracias al libro Las aves ibéricas en la cultura popular de Antonio Pestana.

 Imágenes de Alcaraván común (Burhinus oedicnemus) no me quitó la mirada en ningún momento, miradas que se clavan, no quise acercarme un paso más para evitarle molestias por si por si tenía su nido.

 add1b-dsc_6597

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s